Fotos y cientos de películas nos han transportado en ellos; ahora toca recorrer territorio indio desde su int

TEXTOS: MONISHA RAJESH FOTOGRAFÍAS: MARC SETHI

2023-09-01T07:00:00.0000000Z

2023-09-01T07:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/281895892788359

INDIA

Desde las playas del sur hasta las plantaciones de té del norte, la extensa red ferroviaria de India, con trenes famosos por su encanto y carácter, ofrece a los viajeros la oportunidad de descubrir lugares a los que los aviones nunca podrían llegar. India vuelve a ser un destino apetecible, con su riqueza de atracciones como telón de fondo perfecto para una odisea ferroviaria inolvidable A lo largo de más de 65 000 kilómetros, las vías se extienden desde el extremo sur del país, en Tamil Nadu, hasta Gujarat, en el oeste, Jammu y Cachemira, en el norte, y Assam, en el este, serpenteando alrededor de aldeas, rodeando montañas y desenroscándose a lo largo de las costas, para llevar a los pasajeros hasta los rincones, las grietas y hendiduras a los que ninguna aerolínea podría llegar jamás. Apodado “el salvavidas de una nación”, el ferrocarril es la arteria que mantiene el corazón de India latiendo: da empleo a 1.3 millones de personas y transporta a más de 25 millones de pasajeros al día en más de 13 000 trenes. Desde los velocísimos Shatabdi y los expresos de largas distancias Rajdhani, hasta los lujosos trenes turísticos y un puñado de viejas locomotoras de vapor que aún se abren paso entre las nubes, los trenes que componen las redes ferroviarias son personajes por derecho propio, con numerosas celebridades entre sus filas. A bordo, una nueva dimensión. Dentro de un vagón típico hay un microcosmos de la sociedad, donde los graduados con AirPods se sientan en un extremo y los agricultores con trajes tradicionales en el otro, y en medio todos los demás. En 2010 compré un pase de tren y estuve cuatro meses viajando a lo largo y ancho de sus vías férreas como parte de la investigación para mi libro Around India in 80 Trains. Lo confieso: cuando llegué, no me interesaban los trenes ni procedía de una familia de ferroviarios, ni tenía historias de trenes de mi infancia, pero sabía que un boleto de tren me permitiría sumergirme en una muestra representativa de la sociedad y recoger historias de personajes indios modernos, de todas las profesiones y condiciones sociales. A lo largo del viaje, a menudo me recordaban, como habitante de India de ascendencia británica, que estos ferrocarriles fueron construidos por “los británicos”. La verdad es que mucha gente no se da cuenta de la motivación detrás de su construcción, que no fue para nada un acto de benevolencia del rajá británico, sino más bien un plan acelerado para gobernar y saquear los recursos con mayor eficacia. Mientras tanto, el contribuyente indio pagaba la factura y ni siquiera se le permitía viajar en los vagones exclusivos para blancos. Este año, Ferrocarriles Indios celebra su aniversario 170. Volví a visitar los ferrocarriles por un capricho nostálgico, ansiosa por ver qué había cambiado en los años transcurridos desde la primera vez que perdí mi corazón en la red, encaramada en los cálidos portales abiertos, con una taza de té caliente en la mano. Como lo atestiguan las páginas que siguen, repletas de historias y guías prácticas, no hay mejor forma de descubrir India en toda su belleza y complejidad que en tren.

es-mx