RESPIR A SERENIDAD

POR BEATRIZ VELASCO

2023-05-01T07:00:00.0000000Z

2023-05-01T07:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/283854397654761

ESPECIAL

Respirar es lo primero y lo último que haces en tu vida, y es vital para estar equilibrada. ¿Lo estás haciendo correctamente? En la manera en la que respiras puedes ver cómo se encuentra tu vida. Si estás ansiosa porque hay algún tema en tu cabeza que te está haciendo ruido, o si estás en paz. Por eso hay que volvernos más conscientes sobre cómo lo hacemos para lograr estar en calma y sin prisas”, explica Alfredo Salafranca, quien se ha especializado en aprender y transmitir distintas técnicas de respiración. Administrador de empresas de profesión y surfista de vocación, Alfredo encontró el punto de equilibrio en el proceso respiratorio. Tema que le apasiona desde hace más de 10 años, certificándose en el método XPT Contrast Therapy, para atletas de alto rendimiento; más tarde incursionó en las prácticas Transformational Breathing y BreathWave, con Robin Clements, líder en el campo de la respiración consciente. Si bien, tomar aire es algo que hacemos de manera inconsciente a lo largo de toda nuestra vida, se trata de “una herramienta superpoderosa, que puede desintoxicar nuestro cuerpo, promover sentimientos de calma y conectarnos con nuestro yo superior”, puntualiza el entrenador. No es fortuito que se ponga tanto énfasis en ella en distintas disciplinas enfocadas en el bienestar. “Lo que es capaz de lograr una respiración guiada en realidad es una meditación al entrar en un estado reflexivo totalmente entregado. Yo me enfoco en una respiración profunda, que es donde siento que sucede la magia”, puntualiza Alfredo Salafranca. BOCANADA DIARIA Lo más sorprendente es que estas técnicas las puedes aplicar –casi– durante cualquier actividad, momento o lugar que desees o necesites. Y ni te preocupes por requerir de un equipo sofisticado. “El equipamiento ya lo tenemos bien integrado, nada más hay que activarlo”, asegura. El entrenador recomienda adoptar esta práctica de manera constante. “Puedes empezar tu día con una buena respiración, sólo te tomará cuatro minutos, con esto obtendrás una claridad mental increíble y te ayudará a dejar la ansiedad y el miedo”, menciona. Lo primero a tomar en cuenta es que existen tres tipos básicos de respiración: Torácica. En ésta se utilizan músculos secundarios en la parte superior del pecho (tórax). Es la que, por lo general, realizamos durante situaciones que requieren un gran esfuerzo, como en una carrera. Aunque también la aplicamos en momentos estresantes y es que puede provocar tensión en los músculos de los hombros y el cuello, así como detonar dolores de cabeza. Diafragmática. Proviene del músculo respiratorio dominante del cuerpo: el diafragma. Es una manera eficaz de oxigenar el cuerpo y una excelente forma de reducir el estrés y la tensión. Clavicular. Durante la inspiración, los hombros y las clavículas se levantan mientras se contrae el abdomen. Requiere un máximo de esfuerzo y sólo la parte superior de los pulmones recibe un aporte de aire fresco. Es la opción menos eficiente y se presenta en personas con tensiones nerviosas. La respiración completa y perfecta integra las tres anteriores en una. Realizada de manera consciente, puede ser tu ancla, ayudándote a situarte en el aquí y ahora. “Regresas a ese instante en el que tú estás ahí, conectando y respirando, como cuando eras niña. Sin intenciones, sin preocupaciones, sin dudas… es en ese instante donde empieza a ocurrir la magia, cuando te empiezas a soltar en cada inhalación y exhalación”, comenta el experto. BARRERA DE HIELO De acuerdo con Salafranca, es importante “entender cómo respiraban nuestros ancestros, comprender por qué tenían tanta iluminación y conexión con las cosas, la razón es que sabían respirar”, reflexiona. Alfredo imparte sesiones donde explica diferentes técnicas de respiración, las enseña y las pone a prueba. ¿Cómo? Dejando que, al finalizar la sesión, los participantes se sumerjan en tinas con hielos hasta por dos minutos. “Los baños de hielo los practico desde hace algunos años, sobre todo por la parte atlética. Asimismo, por los beneficios que aportan al cuerpo, como desinflamar los músculos, acelerar la recuperación y estimular el sistema inmunológico. La respiración y los hielos en conjunto nos enseñan a superar limitantes, nos muestran cómo vivir lidiando con momentos incómodos”, argumenta.

es-mx