Choquequirao, Perú

Una caminata a la ciudad hermana de Machu Picchu menos visitada.

2022-12-12T08:00:00.0000000Z

2022-12-12T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/281977496649003

LO MEJOR DEL MUNDO 2023

Choquequirao es uno de los complejos incas más remotos en los Andes peruanos: está reservado para los pocos que hacen el esfuerzo de llegar. Quienes visitan el yacimiento solo pueden hacerlo a pie, tras zigzaguear 29 kilómetros de senderos escarpados para subir a 3 048 metros y ver los Andes en lo alto. “Choquequirao es material de muchos mitos”, cuenta Gori-Tumi Echevarría, arqueólogo que trabajó en las ruinas por primera vez en 2005. Entre las características más intrigantes de la ciudad antigua están las terrazas de las llamas, nombradas así por las dos decenas de imágenes de estos mamíferos de tamaño casi natural que descienden por una serie de escalinatas pronunciadas. Las llamas son de piedra blanca parecida al cuarzo y destacan en un fondo de esquisto negro, una obra de arte en piedra única que no se encuentra en ningún otro yacimiento inca. “Fue una innovación anterior al siglo que no se repitió”, asegura Echevarría. No obstante, se avecinan cambios que mecerán la “cuna de oro”, significado en quechua de Choquequirao. Se espera que aumenten las visitas a la ciudad hermana de Machu Picchu, complejo que antes de la pandemia recibía a más de 1.5 millones de personas al año, mientras que Choquequirao, a menos de 9 500. Para facilitar el acceso, el gobierno peruano se comprometió a invertir 260 millones de dólares para construir un teleférico que recorra los cinco kilómetros entre el pueblo de Kiuñalla y la zona arqueológica; el desarrollo podría crear oportunidades económicas para la población local. Por ahora, el yacimiento es como un santuario resguardado del siglo que estimula la imaginación de todo viajero de aventura.

es-mx