DÍA UNO FLORES Y CAMPO

2022-12-12T08:00:00.0000000Z

2022-12-12T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/281668259003691

TENDENCIAS

Mañana David, capital de la provincia de Chiriquí, es la entrada a las tierras altas panameñas. Toma casi seis horas y media llegar hasta aquí desde la Ciudad de Panamá en carretera, así que lo más sencillo es abordar un vuelo de una hora y dirigirte al Hotel Ciudad de David, a 10 minutos del Aeropuerto Internacional Enrique Malek, para desayunar en su restaurante STYLO –de ingredientes locales– o descansar con un coctel en la terraza, junto a la piscina. Antes de encaminarte a las montañas, visita el parque Miguel de Cervantes Saavedra, la catedral de San José, la residencia de Obaldía y el estadio Kenny Serracín, un clásico en la ciudad que vio nacer al actual pícher de Los Angeles Dodgers Carlos Ruiz (hotelciudaddedavid.com). Tarde Una hora y media desde la capital provincial es suficiente para alcanzar más de 2 000 metros hasta Cerro Punta, en la ladera oeste del volcán Barú, distrito de Tierras Altas. Ahí, en un paisaje invadido por potreros y horizontes serranos, un sombrío portón de madera da la bienvenida a la Finca Drácula. Aunque no se trata de criaturas chupasangre, este jardín botánico se especializa en la conservación de orquídeas con una colección de más de 2 000 variantes de América Central y del Sur, entre las que destacan las Pleurothallidinae o dráculas (por su parecido a un dragón). Recorre senderos en una hectárea de jardines eclécticos rodeados de plantas y árboles en la provincia de la “Eterna Primavera” y visita la cafetería para degustar un café de altura a la sombra del bosque (fincadracula.com). Noche Conforme cae la tarde y comienza a sentirse el frío de la montaña, emprende camino hacia Bajo Boquete, en la ladera este del volcán, y hospédate en el histórico Hotel Panamonte, el primer alojamiento de la región abierto en 1914 para los viajeros que buscaban oro en aquellos tiempos. De arquitectura victoriana finamente conservada y tapizado con flores y óleos de artistas latinoamericanos, el Panamonte ha recibido personalidades como el Sha de Irán, la actriz sueca Ingrid Bergman y hasta el expresidente de Estados Unidos Richard Nixon. Con un vino local, disfruta la cocina gourmet del galardonado chef Charlie Collins junto a la chimenea de su salón-restaurante, nombrado uno de los mejores de América Central (panamonte.com).

es-mx