Ranas negras en Chernóbil

Fuente: Universidad de Oviedo

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/281917367135752

ACTUALIDAD

Más de tres décadas han pasado desde el accidente en la planta nuclear de Chernóbil responsable de la mayor liberación de radiación al ambiente en la historia. La zona, hoy abandonada por el humano, se ha convertido en una especie de santuario de vida silvestre para aquellos que se adapten a vivir en medio de altos niveles de contaminación radiactiva. Tal podría ser el caso de Hyla orientalis, una diminuta rana arborícola del este europeo. En 2016, Germán Orizaola, de la Universidad de Oviedo, España, y su equipo, encontraron algunas de estas ranitas cerca de la zona del desastre; sin embargo, en lugar de su natural coloración verde brillante, eran negras. Durante los siguientes tres años analizaron la coloración de unos 200 machos procedentes de una docena de sitios en Ucrania. Sus resultados apuntan a que el “nuevo look” podría ser un mecanismo protector ante los altos niveles de radiación en la zona del accidente. “Se sabe que la coloración oscura protege contra diferentes fuentes de radiación”, señala el investigador. “Al neutralizar los radicales libres, reduce el daño del ADN”. De este modo, la pigmentación de melanina podría ser un mecanismo evolutivo seleccionado para resistir la radiación en las ranas de Chernóbil. Aunque se necesitan más estudios para determinar los mecanismos subyacentes y las consecuencias de este hallazgo, los investigadores creen que Chernóbil podría ser un excelente laboratorio para analizar los procesos de evolución rápida impulsados por la radiación.

es-mx