Aguas que pueden demandar

Fuente: Science

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/281904482233864

ACTUALIDAD

Primero fue el Ganges, en Bangladesh; luego el río Whanganui, en Nueva Zelanda, y ahora el Mar Menor, en España: todos estos ríos y lagunas tienen personalidad jurídica, lo que les permite demandar o defender sus intereses ante los tribunales. Se trata de una novedosa estrategia de protección ambiental que antepone el bienestar de los cuerpos de agua por sobre las necesidades humanas. Desde el punto de vista legal, la naturaleza es vista como una propiedad, por lo que su destrucción o alteración se ampara bajo la idea de que su “propietario” (el humano) tiene derechos sobre ella (es decir, tiene derecho a explotarla). Sin embargo, para muchas culturas indígenas la naturaleza es una entidad viva con derechos que debe ser protegida. Retomando esta idea, los activistas modernos han conseguido que los ríos ahora puedan defenderse en caso de verse dañados por las actividades humanas, para lo cual cuentan con tutores legales que representan sus intereses. Mientras que el Ganges tuvo en 2017 el mismo estatus que un menor de edad (la decisión tuvo que desestimarse meses después, dado que el río atraviesa diversos países), el Whanganui es legalmente parte de la tribu maorí, quienes lo consideran su antepasado. Por su parte, unos 640,000 ciudadanos españoles firmaron un decreto que ampara el derecho del Mar Menor, la laguna más grande de Europa, de existir, evolucionar naturalmente y restaurarse, para lo cual contará con tutores para proteger sus derechos.

es-mx