Una historia compartida... con nuestros bichos intestinales

Fuente: Instituto Max Planck de Biología

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/281895892299272

ACTUALIDAD

Hace unos 125,000 años, cuando los primeros seres humanos abandonaron África y comenzaron a diversificarse por el orbe, unos pequeños polizones emprendieron el mismo viaje: las bacterias y microorganismos que habitan en nuestro organismo y que componen el microbioma. Tan cercana ha sido nuestra relación con estos bichos, que personas de todo el globo los compartimos; pero eso no es todo: al parecer, algunas cepas de estos microorganismos han evolucionado para adaptarse a ciertas poblaciones humanas específicas y no a otras. Con el fin de saber si esta especificidad responde a una historia evolutiva compartida (conocida como codiversificación) entre humanos y sus microbios intestinales, investigadores del Instituto Max Planck de Biología, con sede en Alemania, analizaron metagenomas intestinales de 1,225 personas procedentes de Europa, Asia y África. Lo que encontraron es que las historias evolutivas de unas 60 cepas microbianas son paralelas a las historias genéticas humanas, sugiriendo que, en efecto, hubo una codiversificación entre ambos. De hecho, las especies de microorganismos que codiversificaron con los humanos se volvieron intolerantes al oxígeno, redujeron su genoma y requieren una temperatura específica para sobrevivir, lo que indica una dependencia de su huésped, es decir, de nosotros. “Los resultados (del estudio publicado en Science) resaltan que las comunidades bacterianas intestinales no son colecciones aleatorias de bacterias, sino reflejos de los distintos ancestros de las poblaciones humanas”, comenta Andrew Moeller, de la Universidad de Cornell, quien no participó en el estudio.

es-mx