Ciencia sin dudas

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/282183655108141

EN PORTADA

Para asegurar su calidad científica, una hipótesis debe ser: • Falsable: debe poder ser refutada (someterse a la comprobación de su veracidad) por medio de pruebas o experimentos. • Reproducible: debe ser posible que otros repitan las pruebas y experimentos que realizaste para comprobarla. Si no cumple con lo anterior, los resultados no pueden ser considerados válidos. Carl Sagan, astrónomo, astrofísico y divulgador de la ciencia, explicó esto de una manera genial en su libro El mundo y sus demonios: La ciencia como una luz en la oscuridad (léelo cuando seas un poco mayor), y lo hizo más o menos así. Imagina que un amigo te dice que comprobó que en su cochera vive un dragón que escupe fuego. Tú quieres verlo (obvio), pero cuando entras, no lo ves. “Olvidé decirte que es invisible, pero allí está”, te dice. ¿Qué puedes hacer tú para comprobar que es cierto? Se te ocurren algunas ideas: 1. Cubrir el piso con harina para ver sus huellas. “Es que flota, así que no deja huellas”, te dice tu amigo. 2. Usar un detector de calor para captar su fuego. “Es que es fuego frío”, te informa. 3. Usar pintura en aerosol para que se vea. “Es que su piel es repelente y no se le pega ni la pintura”. Y sigues con más ideas y para todas tu amigo tiene una razón de por qué no funcionarán. ¿Creerías que él comprobó que sí vive un dragón en su cochera y que además escupe fuego? Ahora imagina que al día siguiente te llama y dice que vayas a su casa: usó tu idea de la harina y en cuanto te fuiste el dragón dejó huellas que ahí ves, pero es tímido y mientras estés allí, no dejará más. ¿Pensarías que son las huellas de un dragón invisible o que las hizo tu amigo? Échale coco.

es-mx