Comida sin límites

Para el chef mexicano Fernando Martínez, la comida no pertenece a un solo lugar o región. Hace parte del mundo y de su magia para el disfrute de todas las personas.

POR ALBERTO NAVA

2022-12-05T08:00:00.0000000Z

2022-12-05T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/282037626185248

APERITAPERITIVO | DÓNDE COMER

MIGRANTE COMIENZA a ganarse un lugar en el paladar de quienes experimentan los sabores que ofrece su cocina. Ubicado en el número 186 de la calle de Chiapas, en la colonia Roma Norte de la ciudad de México, vio la luz en el año 2020 y desde entonces crece y crece. Fernando inició su camino gastronómico hace más de 20 años, cuando apenas llegaba a su segunda década de vida, pero el trayecto recorrido no se trata de una ruta en línea recta; ha sido sinuoso y lleno de dudas, especialmente en su juventud, cuando saltó de la cocina al diseño y después a las artes escénicas. “Abandoné la cocina tres veces, soñaba con ser actor. Hice teatro a nivel amateur, también quise diseñar ropa, me gustaba mucho la parte creativa de confeccionar una prenda. De igual manera, en un momento pensé en dedicarme a la música”. Regresó a la senda de las maravillas culinarias y desde entonces desarrolla su talento en restaurantes como Les Moustaches y el Centro Castellano, entre otros. Estuvo al frente de la propuesta gastronómica inspirada en la cocina tradicional zapoteca del restaurante Yuban, el cual logró abrirse paso entre el gusto de los comensales y acrecentó la buena reputación del chef por su propuesta. Yuban cerró abruptamente por razones ajenas a la comida, dando paso al nacimiento de Migrante. La propuesta del nuevo restaurante no se parecía a la del anterior. Fernando deseaba experimentar con un rango más amplio de opciones y darle rienda suelta a sus capacidades, respaldado por la vasta experiencia adquirida y su propio entendimiento de la gastronomía. “Quería hacer una cocina más allá de solo mexicana. Me sentía en un lugar muy seguro haciendo adobos y moles, pero deseaba diversificar con las ideas ganadas en mis viajes. Migrante fue la respuesta a esto con un menú propositivo que puede moverse de manera orgánica”. La diversidad de sabores y texturas que se encuentra en el menú de Migrante, aunado a la decoración del lugar y a la atmosfera que han creado el chef y su equipo de colaboradores, otorgan una experiencia genuina de satisfacción a los visitantes que no pueden resistirse y casi siempre regresan. El funcionamiento del restaurante y la respuesta por parte de la gente hasta ahora es más que satisfactoria, algo que coincide con el buen momento que Martínez Zavala atraviesa. “Hoy siento que soy una persona feliz con la cocina que hago y con el restaurante que tengo. No sé cuánto vaya a durar, eso lo deciden la vida y la chamba que uno haga, pero en este momento soy feliz con lo que tengo. Estoy disfrutando mucho tener la gran bendición de poder tomar decisiones”. Amante confeso de los tacos dorados por la versatilidad de texturas y sabores contenidos en uno de los platillos adorados a lo largo y ancho de México, Martínez anuncia que Migrante incluirá novedades en sintonía con la época decembrina, como el menú de ocho tiempos que podrás disfrutar en Nochebuena.

es-mx