Tu voz y la música tienen poderes sanadores

Ela Irigoyen, una bruja moderna, me explicó cómo usarlas para nuestro bienestar, porque tod@s tenemos esta gran magia.

Por ANDREA SIERRA

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/281573769752066

OPEN MIND

La voz está directamente conectada con la vibración y resonancia del cuerpo, por lo que puedes pensar en ella como una brújula para sintonizarte con el universo y en la música como una herramienta para sanar internamente a través de sonidos. De hecho, estas creencias son milenarias, piensa en los mantras o rezos. ”La música es medicina y hace que vibre cada una de tus células. Si tomamos este principio del que nos hablan otras filosofías sobre la vibración, la música tiene ese poder también de hacer vibrar cada espacio del cuerpo, del ser y transformar nuestros estados internos”, nos explica Ela Irigoyen, creadora de Luna Santa, agrupación musical de mujeres dedicada a componer música medicinal para el alma y que con su experiencia en psicología transpersonal, guía las ceremonias-conciertos que te llevan a una profunda conexión y sanación individual y colectiva. “La voz es un instrumento muy sanador que, además, ya está integrado en nosotros; es ese sonido particular que tiene tu alma. Podemos utilizar –conscientemente– ese poder para sanarnos a nosotros mismos, conectarnos con la naturaleza, con la vida. Imagínate cuántas cosas de las que más nos han dolido han venido de palabras mal dichas. Al final, la voz hablada o cantada crea una realidad específica”, afirma Ela sobre la magia musical y la voz sanadora. ¿Cómo funciona la magia de la música medicinal? Los curanderos han compartido música, cantos, tambores para sanar y para expandir la consciencia desde hace mucho tiempo. La música medicina es justo una combinación de sonidos y letras inspiradoras que generan una conexión espiritual y bienestar en las personas que escuchan este tipo de música. Luna Santa crea rezos o hechizos a través de las canciones, para inspirar esa conexión, también recordar a las personas aspectos que viven dentro de cada una, quiénes son, sus orígenes y hacia dónde van; se trata de conocer esa magia particular en cada corazón. Es algo único que cada persona tiene para compartir al mundo. ¿La voz de cada persona es un instrumento sanador? Definitivamente, cada voz es única, cada voz inspira. Si tomamos esa consciencia y nos damos cuenta de que a través de lo que sale de nuestra boca, creamos nuestra realidad, imagina lo que sería bendecir tú misma tu vida; o “bien decir”, como dijo una maestra muy querida. A través de tu voz pueden salir estos hechizos creadores de la realidad que deseas vivir. ¡Por supuesto que la voz tiene ese poder! Mediante su vibración también vas generando estados internos de cambio. Lo que te dices, cómo te lo dices, crea un estado interior que se manifiesta allá afuera. ¿Cualquier persona puede desarrollar este poder y magia? Hay un libro precioso que se llama La música como medicina, de Christine Stevens; nos recuerda que venimos con esta habilidad para el canto. El oído es de los primeros órganos que se desarrollan, por ahí del cuarto mes de gestación; estamos todo el tiempo escuchando la canción de la vida, cuando nacemos ya traemos esta habilidad no solo de escuchar, también de generar melodía. El balbuceo de un bebé tiene una melodía, el llanto tiene una melodía. Lo único que nos bloquea son nuestras creencias y juicios. Todos somos musicales por naturaleza y podemos aprender a cantar en cualquier momento. ¿Funciona con todo tipo de música? (Sí, te hablo a ti, Rosalía) Dependiendo la intención que tenga la música, te va a generar distintos estados; si lo que quieres son cantos para sanar y conectar, pues acércate más hacia la música medicina porque evoca energías en cada uno de los centros o chakras. La música con amor te lleva mucho a la conexión con la tierra, las raices, la estabilidad; la caribeña o la salsa te acerca al gozo a la celebración, por ejemplo. Ahí depende completa y absolutamente de qué estado quieres generarte, qué energía estás necesitando en cada momento para que utilices el tipo de música o canto específico que te pueda ayudar. ¿A dónde nos podemos acercar (lugares, espacios, talleres) para seguir por este camino? Nosotras tenemos talleres para encontrar tu voz, aprender a expresar esa canción de tu alma, única, que no es de nadie más, más que tuya. Además, tengo una vez por mes una sesión de terapia con danza y también, los conciertos de Luna Santa, realmente son ceremonias, experiencias profundas donde no vienen realmente a escucharnos sino a escucharse a sí mismos. Nosotros tenemos el honor de acompañarlos en ese viaje a través de la música y de herramientas terapéuticas. Por supuesto que nos encantará que se acerquen a toda la gama de talleres y experiencias que tenemos, pero también desde tu casa puedes empezar explorando la medicina de tu voz, vocalizando con ejercicios que te ayuden a armonizar, a sentirte mejor y que te inviten a explorar esta voz única y particular que tienes. LA HISTORIA DE LA TRIBU “Luna Santa nació una noche de luna llena entre magia, después de una ceremonia de cacao con nuestra primera canción que es “Bruja”, como la respuesta de lo que significa ser bruja en estos tiempos. Escribí esta canción pensando en todas las mujeres que me han inspirado, en mi camino personal; estaba destinada a un círculo de mujeres. Y nos encontramos con la hermosa sorpresa de que resonó en muchos círculos”, me compartió Ela acerca de los inicios de la agrupación. Ela, ¿de dónde viene toda su inspiración? Viene mucho con la intención de honrar a la Madre Tierra, como esta madre que nos da absolutamente todo lo que necesitamos. Los cantos y rezos van enfocados a honrarla, a honrar el legado de nuestros ancestros, de lo que nos han enseñado. También a despertar la energía femenina, tan necesaria en estos tiempos de conexión con la comunidad, preocuparnos por los demás, tejer redes que incluyan a todos y a todas. Por supuesto, también la magia que vive en cada uno de nosotros y en la vida misma, en los elementos. El amor, por supuesto, y un aspecto bien importante, también es el despertar de consciencia, el dejar un mensaje significativo que aporte a ese despertar.

es-mx