ENTRE LA COMPLEJIDAD Y LA CREATIVIDAD

Platicamos con Alexa Schilz, Brand Strategy Director de Montblanc, quien nos cuenta todo al respecto de su nuevo proyecto: Montblanc Haus.

Por Jorge Alférez Fotos Cortesía

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

2023-01-01T08:00:00.0000000Z

Editorial Televisa

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/285001153654263

Disclosure

“Todo lo que hemos hecho desde el inicio ha sido escribir, por ello, cuando comenzamos con el proyecto, la intención siempre fue el transmitir nuestra pasión a través de las historias y piezas claves que han consolidado a la Maison”, expresa con emoción Alexa, respecto a su nueva exhibición. Cuéntanos acerca de Montblanc Haus. Es una oportunidad única para la Maison, para permitirle a los visitantes conocer su legado y pasión por la escritura. Cuando me invitaron a formar parte del proyecto, me pidieron crear toda una experiencia para resaltar el ADN de la firma, pero también, para ir más allá y poder cautivar y expresar lo que para nosotros representa la escritura y crear una narrativa en la que la gente quiera volver al papel y la pluma. Básicamente, el proyecto fue creado para experimentar un viaje único en el que podamos conocer a la firma y compartir a través de nuestro legado e historias. ¿A qué retos te enfrentaste para realizar este proyecto? Cuando investigas todo el legado con el que a la fecha cuenta la firma, te encuentras con mil narrativas, por lo que resultó que teníamos más historias que contar que espacio para plasmarlo, por ello, el verdadero reto fue hacer una elección de las piezas clave e historias que nos han marcado. Lo antes mencionado, con la finalidad de compartirlo, tanto con la gente que nos conoce desde siempre, como con quienes apenas tienen los primeros acercamientos, desde los más jóvenes hasta los más grandes. La idea es que, quien sea que visite Montblanc Haus, se sienta inspirado y disfrute de la visita. Este balance entre los diversos públicos, las múltiples historias por contar y más, fueron los principales retos. ¿Cuáles son las expectativas del público que los visitA? Muchas de las personas que nos visiten se sorprenderán ante el hecho de que Montblanc produce un sinfín de instrumentos relacionados con la escritura. La belleza radica en sorprenderlos con una experiencia completa que permita a los asistentes conocer nuestra historia y las pasiones que nos han incitado a construir un gran legado. ¿Consideras que el valor de la escritura ha cambiado con el paso del tiempo? Completamente. Ha cambiado, pero no necesariamente para bien o para mal. Por ejemplo, durante la pandemia, cuando la forma de relacionarnos no era tan fácil o cercana, mucha gente encontró en la escritura, la forma de expresarse y conectar; además, resultó un gesto muy especial. Más ahora que la forma de hablar con otros es instantánea. Sin embargo, la escritura a mano mantiene un lugar muy especial. También, es una forma de desconectarnos un poco del mundo digital. Si viajamos al pasado, la escritura a mano era una forma clásica de transmitir y expresar ideas. Hoy día, resulta un complemento para la comunicación digital, por lo que creo que es una elección personal, dependiendo de lo que escribes y a quién lo escribes, para elegir hacerlo a mano. Sin duda alguna, el valor de la escritura prevalece, pero hoy tiene un significado diferente. ¿Cuál es el valor que Montblanc le da a la escritura a mano? La escritura está en todo lo que hacemos como firma y fue el inicio de todo. Fue la forma de conectar con gente y permitirnos transitar de la A a la B, lo que esperamos como firma. Hoy día, cuando Marco Tomasetta, director creativo de Montblanc, lleva a cabo una nueva colección, siempre busca la forma de llevarla de la mano con la escritura. También, cuando queremos inspiración para toda nueva creación, siempre recurrimos a esta herramienta que, sin duda alguna, es uno de nuestros más grandes legados y referentes. Personalmente, ¿cuál es tu parte favorita del proyecto? Montblanc Haus es la definición perfecta del encuentro entre la complejidad y la creatividad. Hablando desde mi lugar, el proyecto me gusta por su dualidad que nos permite transitar entre el legado y la complejidad de su historia, al tiempo que conseguimos transmitirlo al presente de la forma más creativa posible. Nos permite participar y continuar con el legado de la Maison, para seguir contando y construyendo nuestra historia.

es-mx