Publication:

Caras (México) - 2021-06-01

Data:

Tony Dalton

Personalidades

Por Mari Tere Lelo de Larrea Fotos Christopher Armenta Styling Adriana Ayala-Belchez Grooming Miguel Carpio para @BerusstiSaloon Locación La Valise

an pasado casi 17 años desde que vimos debutar a Tony Dalton en la pantalla grande en Matando cabos. Y es que, desde entonces, el actor no ha dejado de trabajar y en todos estos lustros nos ha regalado personajes distintos que han marcado el cine y la televisión mexicana. Es poseedor de un Emmy gracias a la serie Sr. Ávila. Actualmente, Tony vive uno de sus mejores momentos laborales, pues se encuentra en medio de las grabaciones de la sexta temporada de Better Call Saul, spin- off de Breaking Bad. Los mexicanos triunfando en el país vecino cada día son más, Tony Dalton es uno de ellos. Aunque en un principio estaba planeado que su personaje, Lalo Salamanca, apareciera en Better Call Saul en pocos capítulos, la producción decidió que siguiera como uno de los papeles principales en la saga. “La historia original era que nada más entraba este personaje y salía, pero creo que vieron algo que les gustó cómo funcionaba y decidieron ponerle más peso a Lalo, que por mí mucho mejor”, nos cuenta el actor. La ironía y carisma de Lalo Salamanca han cautivado al público a nivel mundial, la realidad es que fue una propuesta de Dalton convertir a este protagonista en irónico y divertido. “Uno como actor propone de la manera más humilde para que no te vayan a regañar o correr y si funciona adelantes y si no, regreso a como estaba originalmente. Ya llevaba varios personajes que eran muy serios, como el señor Ávila, o uno antes en Los Simuladores y necesitaba romper con esta dinámica y decidí que Lalo tuviera mucho charm, que fuera una persona a quien no le importa nada, creo que incluso se vuelve más fuerte si alguien te dice sonriendo que te va a matar, y la verdad la gente de producción lo tomó muy bien y empezaron a jugar con eso. Son muy profesionales, ellos ven lo que funciona y te dicen ‘ va’, y si de plano no creen que sirva también te lo dicen”, explica Dalton. Sobre este personaje, Tony Dalton rescata muchas cosas positivas. Primero, tener la oportunidad de trabajar con creadores de la talla de Vince Gilligan, por ejemplo. La otra es poder realizar papeles que lo saquen de su zona de confort. “Creo que es el sueño de cualquier actor hacer una serie con los que escribieron Breaking Bad y que les guste el papel, que lo vendan y que acabe una temporada con tu cara es una satisfacción de un trabajo bien hecho. Y la verdad, es que es muy divertido, por mi rostro y mi personalidad me hablan para cosas más serias y romper con eso me encanta, incluso se contagia esa felicidad en el set porque eres esa representación todo el día y es más agradable”, confiesa el histrión. Cuando le pedimos a Tony Dalton que nos detalle sobre una anécdota que recuerde dentro de las grabaciones de la serie, sonriente nos platica: “La última escena, cuando estoy caminando hacia la cámara lleno de rabia porque mataron a toda mi gente, hice un poco este mundo de seriedad de lagrimita de enojo, esta escena la hicimos Vince Gilligan y yo y cuando la vi le dije, ‘vamos a hacerla otra vez, está como de telenovela la lagrimita’, y me contesta, ‘no, está muy bien, si lo haces una vez está bien, el problema de las telenovelas es que lo hacen todo el tiempo’, y ese tipo de claridad con el género y las historias que tienen ellos me parece increíble”. Este año, Dalton también regresará a la pantalla grande de la mano de Carlos Cuarón. Amalgama es el nombre de la cinta que se estrenó recientemente en el Festival Internacional de Cine de Morelia y el actor, de 46 años, interpreta a un dentista. “Es una película que Carlos lleva mucho tiempo escribiendo. Son cuatro dentistas que están varados en una isla y pasan una noche juntos y empiezan a destaparse las capas de cada uno y sus verdaderas intenciones. Es algo muy teatral, pero a mí me encanta, es puro personaje, planos de secuencias larguísimas, escenas muy extensas que repetimos y repetimos hasta que saliera bien, que es la escuela de Alfonso Cuarón y de varios otros. A mí me gustó trabajar así”, nos comenta. En el filme, protagoniza a Saúl Bravo. “Es el mirrey. Todos están sobre los huesos de Stephanie Cayo, y mi personaje para llamar su atención enseña el Rolex, le habla de Lacoste y los otros le hablan de poesía, es un intenso que le gustan las cubas y estuvo padre meterme en el personaje del fresa mamón”, platica. Con el paso del tiempo, Tony Dalton ha construido una notable trayectoria como histrión, y actualmente vive un momento importante en lo profesional, pero nos confiesa que no todo ha sido miel sobre hojuelas. “La verdad es que esta carrera tiene altas y bajas, hubo muchos años que no jalaba la cosa. Ahorita hay buena chamba, hay cosas padres y me siento muy afortunado, el hecho de poder trabajar en algo increíble que funcione”. De la misma forma, nos platica lo más satisfactorio y lo más complejo de esta industria. “Lo más gratificante es el hecho de que fue tan difícil llegar a vivir de esto y me gusta tanto hacerlo porque es divertido tener locaciones diferentes, compañeros distintos, crear cosas nuevas me parece increíble. Por otro lado, siempre que acaba el trabajo estás desempleado, seas quien seas, Brad Pitt, Leonardo DiCaprio, terminas y ya no tienes chamba y estás constantemente en la búsqueda de trabajo. Y es difícil escoger algo que te guste. Hay veces que te llegan cosas que a lo mejor y no te encantan pero no tienes chamba y lo tienes que hacer, bueno, lo he hecho varias veces. Lo más difícil es no saber cómo va a venir el futuro”. Este año promete ser determinante para Tony Dalton, además de consolidar su papel en Better Call Saul, se unirá al universo de Marvel como parte del elenco de Hawkeye, la nueva serie de Disney Plus.

Images:

Categories:

Televisa

© PressReader. All rights reserved.