Publication:

Caras (México) - 2021-06-01

Data:

DAVID TROICE

Caras Arte

Nacido en El Paso, Texas en 1990, Troice mantiene desde su infancia una fascinación por el papel y las infinitas posibilidades que este presenta. Su pasión por el arte nace por la influencia de su padre quien le enseñó a hacer aviones con este material; posteriormente, durante sus estudios de primaria buscó en la biblioteca de su escuela todos los libros que hacían referencia a este tipo de manualidad. Entre ellos encontró el origami y fue así como comenzó a moldear figuras de animales, flores y cualquier objeto. “Cada vez que viajaba compraba libros y papel de origami porque eso era lo que me entretenía”, comenta Troice. Sus primeras piezas bajo esta técnica –aparte de los aviones de papel–, aún siendo niño, fueron la cara de un perro, para continuar con aves tipo la Grulla de Japón, insectos, etcétera. En enero del 2010 comienza la licenciatura de Diseño Industrial en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Poco antes de concluir sus estudios, decide mudarse a Boston, Massachusetts, para seguir su pasión por la música y el arte y así, terminar su carrera como diseñador, comenzando desde allí su aprendizaje como artista plástico. Durante este tiempo, David hizo amistad con varios creativos que le permitieron unirse al grupo de fundición de metales. Fue justo ahí en donde fundió su primera pieza de origami, una rosa en hierro que a la fecha le sirve como base para realizar su trabajo. Hace seis años se graduó con el título de Bachelor of Fine Arts. La capacidad que tienen sus esculturas de inmortalizar este arte es algo que apasiona a David, “convertir un papel en una pieza de acero enorme que perdió fragilidad, me recuerda la capacidad que tiene el ser humano de ser flexible para adaptarse a los cambios”, afirma el artista. Entre las obras que más le gustan al público es una pieza de lámina de acero soldada que da la impresión de estar doblada, en estas piezas es muy interesante observar como empatan los ángulos de manera perfecta. Para el escultor, su material favorito para trabajar es el acero aunque el papel es lo más accesible y se puede trabajar en dónde sea además que permite corregir ciertos errores. “Es apasionante ver cómo se fusionan y moldean los metales a la hora de soldar”, menciona David Troice. En la actualidad, reside en la Ciudad de México y trabaja arduamente en murales de escultura que se componen de piezas de origami, que comienzan como un papel doblado en patrones geométricos para ser moldeados en barro y, posteriormente, vaciados en una resina especial con grafito, que resultan en majestuosas obras las cuales juegan con la luz y el espacio que orgullosamente habitan.

Images:

Categories:

Televisa

© PressReader. All rights reserved.