Televisa Kiosco Digital

ESPECIAL REALEZA

Este 8 de septiembre cumple su primer año como monarca y parece que ha superado la prueba de fuego con reformas inesperadas en la casa real, dejando a su paso algunas cejas levantadas.

POR ERIKA ROA

Good Save The King! Analizamos el primer año del reinado de Carlos III.

Todos sabemos que Carlos III es el rey de Inglaterra, pero no es el rey de la primavera y mucho menos el rey de los corazones del pueblo inglés, como sí lo fue en su momento su primera esposa, la princesa Diana. Está más que claro, no es un hombre carismático que en los últimos 365 días se haya ganado el cariño de todos sus súbditos. No, ese objetivo está lejos de alcanzarlo e incluso el hoy día esposo de la reina Camila ha podido esquivar con gracia uno que otro huevo fresco que algunos jóvenes inconformes le han lanzado en actos públicos.

El largo camino andado por su madre, Isabel II, en sus 70 años de reinado, dejó a su primogénito una casa real sólida y una estela de popularidad que, ojo, tampoco durará mucho. Sólo le ha dado algo de “aire” en sus primeros meses en el trono.

La última encuesta realizada en abril pasado, a sólo un mes de su coronación, arrojó resultados hasta cierto punto esperados por el cambio de estafeta, pero que seguro no le gustaron del todo al nuevo soberano. El National Centre for Social Research (NatCen) realizó 6,638 entrevistas que reflejaron una caída en el apoyo del pueblo a la Casa del rey. Y este año la monarquía es “muy importante” sólo para el 29% de los británicos, en comparación con el 38% que opinó así en 2022. Durante las celebraciones por el Jubileo de Platino de Isabel II, el 62% de los ingleses pensaba que “la monarquía debía continuar”, uno de los porcentajes más altos en la historia del reinado de Isabel II. Ahora, el 45% de los encuestados cree que “no es importante” y a la pregunta de si es mejor un rey o una reina frente a un Jefe de Estado, el 58% de los británicos contradictoriamente sigue prefiriendo un soberano.

En otra encuesta de YouGov para el prola grama Panorama de la BBC, caída de apoyo de los jóvenes entre 18 y 24 años es preocupante, ya que el 38% prefiere un Jefe de Estado frente al 30% que respalda a la monarquía y el 32% restante no está seguro. Ahí hay un foco rojo para Carlos III y probablemente ya está maquinando varias estrategias con los miembros más jóvenes de los Windsor. ¿Han notado el favorable cambio de imagen de su sobrina Zara Phillips? ¿O cómo ha aumentado la agenda de su nuera Catherine de Gales? Es justamente con el fin de empoderarse y hacer que la juventud se enganche emocionalmente con ellos. Que los sienta “su familia real”.

ENTRE COMPLICADAS DECISIONES Y REFORMAS

Debemos ser justos con Carlos III, si bien no es el más popular, sorprende que sí es el que más reformas y cambios ha hecho, y eso que sólo lleva un año. Algunas decisiones fueron siquiera impensables para Isabel II, como el adelgazamiento de la familia real. La reina era una mujer muy generosa que no se olvidaba de los suyos, como es el caso de sus primos Eduardo o Michael de Kent, que vivieron en algunas de sus residencias, como el palacio de Kensington, además de recibir ayuda económica. Y apenas llegó Carlos III, se anunció que se reduciría la familia real y sólo recibirán ayuda económica o pago los miembros activos

y con agenda oficial. Los demás tienen que valerse por sí mismos.

También cambió la agenda de las residencias reales al ampliarse las fechas de su apertura al público, de tal manera que la gente pueda disfrutar más de ellas en periodos vacacionales, como sucedió este verano con el castillo de Balmoral en Escocia. Detrás de esta decisión hay un objetivo económico para recaudar más fondos y así cubrir los gastos de mantenimiento (que en el caso de Balmoral es de 3 millones de libras).

REY DE LA ECOLOGÍA Y LAS ARTES

El monarca lleva décadas hablando del cambio climático pero hasta los últimos años ha sido considerado una autoridad en el tema, como sucedió en la cumbre de Glasgow en 2021, donde los asistentes lo escucharon atentamente, incluido el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien reconoció a Carlos III: “Tú ya tienes todo esto en marcha”.

De hecho, en enero pasado el Crown Estate llegó a un acuerdo, impulsado por el soberano, sobre el arrendamiento de seis zonas de lecho marino de su propiedad para construir parques eólicos.

Además, el rey es un gran benefactor de las bellas artes, mientras fue príncipe de Gales, acumuló una importante colección privada de arte, y cuando subió al trono, unió ésta al repertorio de la familia real. Si los Windsor ya poseían la colección de arte más importante del mundo, ahora con el lote del soberano, es todavía más valiosa. Aunque pudo mantenerla en resguardo privado, su intención, además de aumentarla, es mostrarla al público en los palacios y castillos. Desde su punto de vista, el arte enriquece y quiere compartir esos tesoros con el pueblo inglés de la misma manera que lo hizo su madre.

En sólo un año Carlos III ha hecho importantes reformas casi en todas las áreas, cambios que a Isabel II le parecían imposibles de ejecutar o simplemente no se le ocurrieron. Este es el lado valioso de su primer año en el trono, que seguro será más fructífero mientras más tiempo pase. Y aunque a los británicos y al mundo no les deslumbre su carisma, sí podría hacerlo su inteligencia.

El talón de Aquiles del monarca durante su primer año de reinado han sido los pleitos familiares.

VANIDADES

es-mx

2023-09-01T07:00:00.0000000Z

2023-09-01T07:00:00.0000000Z

https://editorialtelevisa.pressreader.com/article/283261692388491

Editorial Televisa